Rampa

De nuevo será tu estampa marcador del corazón; reloj de la bella víspera y pregonera sin voz que anuncie a los cuatro vientos que pronto abrirá una flor con pétalos de bambalinas sobre tallo de Pasión de color celeste cielo y un inconfundible olor de acanelados inciensos y azahar en su esplendor.
Serás de nuevo el estreno de zapatos y corbatas en mañana de reencuentros llena de olivos y palmas y estreno de cera nueva que en ti será derramada de sevillana manera en la tarde soleada por infantiles promesas blancas de hábito y alma.
Serás el puente en la noche por el que el Amor desplaza su mensaje de Socorro a una multitud callada y por donde el Jueves Santo una Pasión sobrehumana conmoverá los sentidos de toda una oscura plaza subiendo tu inclinada hechura sobre una nube de plata.
Los infantiles charoles sueñan ya con sus pisadas… Seas por siempre bienvenida; sabes que estás en tu casa.