Última chicotá

Hasta el año que viene; si Dios no lo remedia:

Cuenta-nazarenos: ¿Los de chaqué del “santontierro” los cuento, presi… ¡Ni “tese” ocurra!

Milagro de Lipasam: No deis bolsas, por favor, que además de tirar la mierda al suelo también tiran las bolsas.

Saetas de “Pimpinela”… ¡”tesquiyá”!

Consejo pasante: ¡Váyase, señor… eso!

“Caranabo” de las hondas: La tuya “to” lo hace bien ¿no?... ¡”po” un mojón “pa” ti!

Vaya con la valla. Una baya te metía yo por el bú, gilipolllas.

Pulserita penitente.

Sillita de cabrón rodeada de cáscaras de pipas.

“Tatachín” de película de Steven Spielberg.
Un pasito “palante”,“miarma”; tres pasitos “patrás”.

No hay tapas, sólo raciones… ¡”po trinca”!

Silvadores: ¿Qué te la sabes, entera, “miarma”?

¿Ésta qué día sale, oiga…? El mismo que el siglo “pasao” y el otro, señora; el mismo.

Las flores del paso de palio de este año sólo las sabe nombrar el mayordomo… y porque lo tiene escrito en la factura… Han venido de “Changay”… ¡Coño, “categoría, io”!

C.E.C.O.P. (Centro Especializado en Crear Obstáculos y Problemas).

Reunión de Diputados en la Fundación Cruzcampo. No sirve para nada, pero está de fresquita…

Cangrejero con derecho a sitio: ¡El que molesta aquí delante del paso es usted con el cirial, no yo…! Hay que ver, hay que ver…

¿Periodista? Sí hombre; y yo registrador de la propiedad.

GFS, CMC, NAVGEM, ECMWF, AVN… ¡tu p… m…!

Ésta “macuerdoyo” que antes llevaba cuatro caballos…
Sí, y una cabra.

“Tocapasos”: ¡Métete la manita en los w…., “miarma”!

Cirios tuneados con una estampita cogida con una gomilla.

¿Tienes estampitas?...
No.
¿Y medallitas?...
No.
¿Y caramelos?…
No.
¿Y…?
¡Ganas de “cagarmeentotu” es lo que tengo, niño!

“Perdón, no le he vvisto
¡Cómo me vas a ver, “miarma”, si llevas el saco que te va costar trabajo hasta sonarte los mocos!... Y por el pantalón, no te preocupes: seguro que no te lo pisas.

¿Cómo ves la cosa, Antonio?: Todavía es pronto para aventurarse, llámame dentro de cinco minutos.

“Medalleo” de tabernas.

¿Yo esto lo he escrito antes…? ¡”Po” seguro!
Y las que te “quean”.
Dios te oiga, compadre.