La Tómbola de La O

Días 26, 27 y 28 de junio.

Siempre toca, siempre toca; si no un pito, una pelota. No se la pierdan ustedes, en el frescor de Triana, a la orillita del río en las nochecitas claras, se reúnen los flamencos desde el Zurraque a San´tana, de San Jacinto a Tejares y de San Telmo a la Cava, y echan tres largas noches entre cervezas y tapas al son que nos gusta tanto de rumbas y sevillanas.
En un marco incomparable, con fondo de una Giralda que se asoma por un puente de contraluces de plata para en las aguas del Betis ver su cara reflejada, se venden las papeletas, por un leuro; mu baratas, y además, para más gracia, cada una está premiada, y después, con sus regalos, se sienta usted y descansa tomándose un pelotazo con un pedazo de tapa que entre la vista y el gusto se llena el pecho de babas.
Y lo más grande de esto, además de mí relata, es que lo que se coge es para una noble causa: para la Esperanza y Vida, de un Proyecto en que se amparan a muchas futuras madres que hoy están embarazadas y por trabas de la vida no tienen las cosas claras.
Así que no se lo piense, cruce el Puente de Triana y compre unas papeletas con su cerveza y su tapa… Y si le sobra dinero, invíteme a mí a una caña: soy el corredor de bolsa, de basura, bien cerradas, y el que llena cubiteras de cubitos de agua helada.